La motivación como punto principal de la práctica de Mindfulness

La motivación como punto principal de la práctica de Mindfulness

Practicar mindfulness es sencillo, el problema principal es acordarse de hacerlo.

Uno de los aspectos fundamentales en la práctica de Mindfulness es la motivación. En mi caso es muy importante porque tiendo a ser un poco indisciplinado. Además, cuando me encuentro bien, me cuesta trabajo acordarme de practicar, para lo cual Mindfulness está siendo un gran antídoto.

Es como cuando vamos al gimnasio, necesitamos tener una fuerte dosis de motivación para continuar con nuestras rutinas y asistir con regularidad al mismo.

Para encontrar esta motivación es interesante preguntarnos con cierta regularidad

¿Para qué practico Mindfulness?

Es un ejercicio sencillo de indagación apreciativa en el que vamos descubriendo diferentes respuestas a esta pregunta. Desde “me quiero sentir bien”, pasando por “curiosidad” o cada uno las que considere.

Cada vez que hagamos este ejercicio, deberíamos preguntárnoslo varias veces, como si estuviésemos pelando las diferentes capas de una cebolla, hasta dar con la última respuesta -la más profunda de cada uno- y colocar esa última, tan íntima nuestra, en la frente, dejándola grabada en nuestra mente para que, cuando no tengamos ganas para practicar o no nos sentamos con ánimo o pensemos que vamos sobrados, recordarla y practicar.

La motivación que yo he encontrado, y a la que me agarro fuertemente, es recordar el período en el que tuve depresión. O cuando andaba de un lado para otro viviendo en la multitarea o en el mundo de los objetivos. Cuando desarrollaba mi actividad en la banca, corriendo de un lado para otro. Buscando, buscando sin cesar, para no encontrar nada.

Recordando aquellas noches en las que no podía conciliar el sueño, enredado en reuniones, citas con clientes, productos a la venta ¿cómo lo haría? ¿qué estrategias desarrollaría?. Y esto a las 3 de la madrugada.

El plantearme esta pregunta de Para qué practico mindfulness, con cierta regularidad, me ayuda a seguir en esta línea, de observación de lo que ocurre, de sostener lo que estoy sintiendo, sin huir de ello, lo cual me hace comprender cada vez con más claridad la frase de Emmanuel Kant, el cual dice que la razón no juega ningún papel en la búsqueda de la felicidad.

Esta frase no quiere decir que critique la razón, sino simplemente que cuando siento un estado emocional que no me gusta, ya no puedo hacer nada para detenerlo, sino simplemente estar ahí, sintiéndolo y de esa forma ir desarrollando mi sistema de regulación emocional, dándome cuenta si mi reacción a ese estado es adecuada o no.

Abrir chat
1
Hola, soy Alejandro. Si quieres, puedes consultarme cualquier duda utilizando whatsapp.
Powered by